DOCUMENTO DE LA CUENARGAS EN LA AUDIENCIA PUBLICA DEL 31 DE ENERO DE 2022

Compartimos la intervención de Pedro Bussetti, Presidente de Deuco; suscripto por las 31 Asociaciones de Usuarios y Consumidores, que integramos la Comisión de Usuarios Residenciales, creada en el año 2003 por un convenio firmado con las autoridades del Ente Nacional Regulador del Gas- ENARGAS, con motivo de la Audiencia Pública del pasado 31 de enero de 2022.

«Buenos días, mi nombre es Pedro Bussetti, presidente de DEUCO, Defensa de Usuarios y Consumidores y a continuación voy a leer un documento suscripto por las 31 Asociaciones de Usuarios y Consumidores, que integran la Comisión de Usuarios Residenciales, creada en el año 2003 por un convenio firmado con las autoridades del Ente Nacional Regulador del Gas.

En primer lugar, queremos decir que la Comisión de Usuarios solicitó a las autoridades la prórroga de las audiencias públicas del gas , convocadas para enero entendiendo que se produce en este mes un receso institucional, económico y social, que afecta la participación ciudadana. Nunca recibimos una respuesta institucional y los resultados están a la vista: En la audiencia del 19 de enero 2022 participaron 108 expositores y en la realizada el 16 de marzo de 2021, 266 oradores.

También señalamos el escaso tiempo para analizar las presentaciones entre la fecha de convocatoria y la de realización de las audiencias y la ilógica decisión de discutir las tarifas de transporte y distribución primero y las del gas en boca de pozo. No es razonable discutir las primeras si no se conoce el valor del gas que va a estar incluido en la factura.

Por último y respecto al verdadero sentido de las Audiencias Públicas, solicitamos que se dicte un informe final de la audiencia, previo a la toma de decisiones, en el que se evalúen las exposiciones, argumentos y propuestas realizadas en la misma y se dictamine al respecto.

Hoy, venimos a discutir la porción del PIST que va a ser incluido en las facturas de los usuarios y residenciales y cuál será la porción de la que se haga cargo el Estado nacional, sobre la base de un precio que ha sido fijado por la Secretaría de Energía de 4,94 dólares por MBTU.

La Comisión de Usuarios quisiera haber discutido el costo del gas en boca de pozo. Las asociaciones de consumidores lo venimos reclamando desde el año 2004, saber cuál es ese costo.

Por eso entendemos que esta convocatoria no respeta el fallo de la Corte Suprema en la causa CEPIS, que dispuso que en caso que el Estado fije el valor del PIST, debe haber una discusión previa y esa discusión no se realizó; discutimos cómo se reparte el gasto en gas sin conocer cuáles son los costos.

En abril de 2021, nuestra Comisión de Usuarios pidió formalmente ese pedido a la Secretaría de Energía y se nos contestó lo siguiente: La Dirección Nacional de Exploración y Producción de la SE no dispone de los costos de producción solicitados.

Ahora bien, cuando se habla de este tema se dice oficialmente y por todos los medios del subsidio del Estado a la demanda prioritaria o sea a los usuarios residenciales. La Comisión de Usuarios considera que lo que discutimos no es un subsidio sino el precio que vamos a pagar los usuarios. Con el criterio aplicado también se debería decir que el precio pagado a los productores es un subsidio, porque no responde a los verdaderos costos de producción y a una ganancia razonable. Hay un excedente que pagamos todos los argentinos a las productoras a través del Presupuesto nacional o a través de las facturas. Ese sí podría considerarse un subsidio.

La voluntad presidencial expresada públicamente nos prometió la pesificación de las tarifas, sin embargo la continuidad de esta política energética llevada adelante por la Secretaría de Energía, consolida la dolarización del valor del gas hasta el año 2024.

El efecto de la misma, influye sobre el presupuesto nacional generando un mayor gasto al que debiera surgir de un verdadero debate del precio del gas natural, persiste dolarizando el sistema energético, influye indirectamente en toda la economía en general y directamente en la generación de energía eléctrica y por en las tarifas eléctricas de todo el país.

Veamos ahora, los datos que proporciona la Secretaría de Energía en el informe previo de esta audiencia: En 2021 pagamos el MBTU a 3,91 dólares y ahora en 2022, pagaremos 4,84 dólares. Un aumento del 23,8% en dólares.

El año pasado los usuarios residenciales asumimos el 29,1% del valor del gas fijado por la SE, este año va a ser el 55,6%.

La producción de gas entre 2021 y 2022, se incrementará en un 4,62, pese a los precios pagados en las diferentes rondas del plan gas y la promesa de las productoras de incrementar la producción en un 20%.

Qué ocasiona esta ineficiencia de las productoras ?. Que debamos importar gas y sobre todo GNL. En 2022 vamos a comprar mas GNL que en 2021, pese a los subsidios que el Estado nacional le otorga a las productoras. Y a que precio según la SE?: a 23,72 dólares por MBTU, un 227% en dólares más caro que en 2021.

Entre tanto , cuando haya excedentes las productoras pueden exportar gas. Nos preguntamos : Porque no hay reservorios de gas en nuestro país, donde permanentemente tenemos excedentes en verano y debemos importar en invierno?

En EEUU existen 400 reservorios de gas natural. Son las productoras las que deben hacerse cargo de la construcción de esos reservorios que permitirían ahorrar al país millones de dólares y debe ser una exigencia de la Secretaría de Energía que haya inversiones en ese sentido.

Y sobre el precio del GNL estimado por la SE preguntamos: Ese valor de 23,71 dólares, se mantendrá todo el año o es el precio actual del invierno del resto del mundo y por eso tiene ese valor tan alto. Ese componente y su incidencia en el costo final entendemos que debe revisarse.

Dicho esto, pasemos a señalar cuál va a ser el impacto que un precio de $ 11,77 por metro cúbico produce en las facturas que pagamos los usuarios de casas de familia. El 19 de enero en la Audiencia Pública convocada por el ENARGAS, las transportistas pidieron un aumento que llega al 20% de sus actuales tarifas y las distribuidoras entre un 30 y un 40%. En esa audiencia todas las empresas dejaron en claro que esas propuestas no incluían la modificación del PIST y por lo tanto, si este se modificara debiera ser incorporado al cuadro tarifario manteniendo la indemnidad de las empresas.

En el informe presentado para esta audiencia la Secretaría de Energía presenta varios ejemplos de cuál sería el efecto del aumento del PIST. En uno de ellos reconoce que con un consumo de 48 m3, en el mes de marzo el incremento sería del 35 %.

Este aumento del 35 % se produciría sin haberse modificado las tarifas de transporte y de distribución. Qué sucede si hacemos una proyección de los tres componentes teniendo en cuenta ya que el PIST es de $ 11,77, reconociendo un aumento del 14% en el transporte y el de la distribución de METROGAS que es aproximadamente del 80% en el valor agregado de la distribución.

Tarifa actual 48 m3 X $ 13,36 el m3. + $ 245 Cargo Fijo = $ 886,28

Tarifa aplicando el nuevo precio del PIST sin modificación de transporte y distribución 48 m3 x $ 18,30 el m3 + $ 245 Cargo Fijo = $1123,40 ( Aumento 26,8%)

Tarifa aplicando el nuevo precio del PIST, el aumento del transporte y la distribución

48 m3 x $ 21,23 el m3 + $ 392 Cargo Fijo = $ 1411,04 ( Aumento 59,1% )

Como se comprueba la incidencia de los tres aumentos va a significar un incremento tarifario final del 59,1%

A este aumento transitorio ( así se lo denomina en los documentos públicos ) hay que sumarle que en diciembre de 2022, deberá discutirse la Revisión Tarifaria Integral y las distribuidoras señalaron en su presentación del 19 de enero que la recomposición debiera ser de aproximadamente el 200%, calculando la inflación de 2020, 2021, el IPIM y el valor del dólar.

La Comisión de Usuarios, entiende a los Servicios Públicos como un tema integral, ya que la familia en su presupuesto abona facturas de gas, luz, agua y comunicaciones. Por lo tanto, no deben discutirse las tarifas de gas sin analizarlas en ese contexto. En la mayoría de las provincias ya hubo aumento de tarifas de energía eléctrica y servicios de agua y cloacas, que superaron los niveles de inflación.

En el área metropolitana de la ciudad de Buenos Aires, deberemos incorporarle el próximo aumento de las tarifas eléctricas en el área concesionada por el Estado nacional, que también se verán influidas por el precio del gas y los requerimientos tarifarios de la empresa AYSA.

A lo que es imprescindible sumar los permanentes aumentos de los servicios de telefonía e internet que, pese al Decreto 690/2020, siguen incrementándose con absoluta impunidad y afectan a todos los usuarios del país.

Sabemos que la economía se está recuperando de la crisis generada por el COVID19, pero también reconocemos que la misma no derrama rápidamente sobre los ingresos de los argentinos, que la inflación del 50,9% castigó en 2021 los ingresos de los hogares , que siguen manteniéndose altos índices de pobreza e indigencia y que los salarios y haberes jubilatorios han perdido frente a la inflación.

La Comisión de Usuarios comparte la necesidad de implementar la Segmentación Tarifaria, que favorecería la equidad tarifaria, y por ello ha realizado propuestas al respecto, pero es un objetivo propuesto por la Secretaría de Energía, que no ha podido concretarse hasta la fecha.

En el mismo sentido, reiteramos la necesidad expresada ante las autoridades, de que se recupere la efectividad de la Tarifa Social que hasta el año 2018, otorgaba como beneficio la eliminación del componente PIST en la factura de los usuarios residenciales y que luego fue modificada, reduciéndose el beneficio a niveles inexistentes.

Por eso, es que la Comisión de Usuarios exhorta a las autoridades nacionales a tener en cuenta la situación socioeconómica de los usuarios, en este caso de gas natural. Un nuevo aumento en los porcentajes propuestos, sumados a los que se aplicaron entre 2016 y 2019, solamente van a contribuir a la generación de más situaciones de pobreza energética y la restricción de los ingresos ya deteriorados de la mayoría de los usuarios.

Aguardamos que las decisiones que adopten las autoridades nacionales favorezcan el consumo interno, provoquen incentivos a la producción y a la creación de fuentes de trabajo, resguarden los ingresos de los usuarios y permitan a todos los hogares argentinos acceder a un bien esencial, declarado Derecho Humano, como es el Gas Natural. Para ello, hay que aplicar efectivamente el criterio de la Corte Suprema de la Nación: Las tarifas deben ser justas, razonables, asequibles a los usuarios en razón de su capacidad de pago. En nombre de las 31 Asociaciones de Consumidores que integramos la Comisión de Usuarios : Muchas gracias.»